#gastronomía

Inicio » adriantours@ » Camino de Santiago.

Camino de Santiago.

Anuncios

No te quedes inmóvil al borde del camino (*)

 

DSCN6560Pocas figuras tan representativas del devenir histórico de la humanidad, pero sobre todo de cada historia personal, es la alegoría del camino como figura de la vida que cada quien debe transitar. Serían incontables de citar los filósofos, los místicos, los teólogos, los liturgos, los poetas, cantantes y artistas en general que han hablado de la vida usando este recurso literario. Pero creo que de un modo particularmente especial lo experimentan, aquellos que peregrinan hacía algún lugar, sin importar si se dirigen a Compostela, La Meca, o el Muro de los Lamentos; o cuál sea el motivo que los haya impulsado a emprender la marcha.

Donde el camino físico y real, fuertemente se vivencia como ese camino interior; con sus ascensos y descensos, con sus lumbres y sus oscuridades, con sus soledades y sus compañías, con sus gozos y dolores, con sus esperanzas y sus decepciones, con sus triunfos y sus fracasos, con sus encuentros y desencuentros, aún con sus desvíos de rumbo y su retorno al sendero.

Es ese camino interior, que nadie puede recorrer por nosotros, nadie por cercano o compañero que sea puede avanzar por mí, puede experimentar mi cansancio, el dolor de mis llagas y ampollas, ni el frío o el calor de la jornada; ni así tampoco puede vibrar con mi gozo ante la belleza de un paisaje, ante un obstáculo sorteado, o ante el trino de los pájaros.

Ese camino que se abre ante nosotros, que nos aguarda, que nos invita, que nos anima.

Ese sendero que cada quien elige, que nos hace libres, que nos determina a la vez que lo determinamos, que nos sorprende, ese camino que nos enseña; que nos da tiempo, que nos permite conocernos, descubrirnos , construirnos y reconstruirnos.

Que nos enseña a compartir, porque aunque no puedan caminar en mi lugar, si pueden caminar junto a mí.

Ese camino que es lo único cierto que tenemos. Debo confesar que por muchos años pensé que lo importante era la meta, que lo importante era llegar; pero la sabiduría del camino me enseñó que lo primordial es cómo lo recorro, qué es lo que tomo y qué lo que dejo.

Lo verdaderamente esencial bien lo supo expresar ese gran poeta uruguayo, todo un prodigio de experiencia y sensibilidad, en el siguiente verso:

“No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo”
M.B (*)
Para un peregrino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: